Una productora de cine con un nombre muy cinematográfico, que quiere defender y conquistar un sueño.

LLegar a convertir un guión en película es una empresa en la que hay que dejarse la piel y defenderla con valentía, así que nuestro logotipo tenía que representar estos valores.

Un indio montado en su caballo expresaba la libertad y la fuerza, sólo tuvimos que cambiar su arco por un arma mucho más potente: una cámara de cine.