Detalle de la ilustración que le hice a un amigo y que posteriormente sería impresa en vinilo para convertirse en una original y personalizada cortina de corte japonés que decora su salón comedor.