Queríamos que fuera una forma que en cualquier momento pudiera dar el salto a realizarse en tres dimensiones, un logotipo con ansias de convertirse en escultura de una sola pieza.

Líneas sobrias y puras, un juego intrincado de volúmenes y curvas que crean el conjunto de las iniciales de la marca.