Partimos de la necesidad de las personas de transmitir su mensaje a otras para comunicarse y nos dirigimos a la base de este planteamiento.
Nos hicimos una pregunta que podríamos hacerle a cualquier cliente...
¿Tienes algo que decir? Si es así, cuéntanoslo y nosotros te ayudaremos a transmitirlo de la manera más idónea para que tu mensaje sea perfectamente entendido y recordado.
La representación gráfica de ese momento nos ayudó a crear un logotipo que representara a cualquier individuo trasladando ese mensaje,... y vaya, parecía un ”g”.