Empresa dedicada al servicio informático y abastecimiento de hardware y software, necesitaba una imagen fresca que mantuviera un aire tecnológico.

Se consiguió que parte del logo se transformara de por sí en un icono inconfundible y que pudiera funcionar en solitario como marca.

Las formas redondeadas transmitían confianza y cercanía.