Empresa dedicada a la exportación de frutas y hortalizas, basó su nombre en un paraje de la zona donde se cultivaba el producto.

El cliente quiso que esto se transmitiera en la marca.

Eran evidentes los colores que se tenían que utilizar pero además se consiguió representar la frondosidad del lugar en la propia marca.