Cuadro de 200X100 realizado en acrílico y regalado a una buena amiga a la que por desgracia veo menos de lo que me gustaría.

Gracias desde aquí por su paciencia y por no tener fecha de entrega, ahora luce expléndido en su salón y le recuerda todos los días a su querido mar.