Aunque fue otro el logotipo aprobado, nosotros nos quedamos con esta versión, una marca que creemos que contenía más valores positivos.

La empresa se dedicaba al campo de las energías renovables, eólica, solar, biomasa, etc.

La forma de la “R” nos recordaba a la típica visión del sol perfilando la esfera de nuestro planeta, al tiempo que de la “t” surgía vida al crecerle estratégicamente una hoja para hacerla muy legible, una marca llena de energía.