Representando a parte de las marcas locomotoras del CENTRO COMERCIAL GRAN TURIA de Valencia, esta fachada se mantuvo pintada durante varios años en una de las avenidas principales de más tráfico de la ciudad.