Una inicial que representa enseguida el origen de los productos que vende la marca, una “V” con vida propia.

Unos colores que representan frescura, y calidad, acompañados de un toque de color llamativo que insinua una gran variedad.